La ingeniería de proyectos genera una planeación a detalle de las obras que se llevarán a cabo, lo que nos permite tener un orden y establecer un estimado de los recursos que se van a consumir. Es muy importante el pronóstico adecuado para la ejecución de un proyecto y por ello el equipo de ingenieros especializados generan una visión 360 de los problemas económicos y sociales del sitio a intervenir.

En este sentido es fundamental la visita de campo para realizar los estudios pertinentes del lugar, ya sea estudios de usos de suelo, de equipamiento urbano o tránsito, y que los ingenieros realicen el diseño del proyecto de acuerdo a las necesidades.

Las especificaciones planteadas para la obra deberán cumplirse sistemáticamente de acuerdo a los proceso establecidos y manteniendo el contacto directo con las personas encargadas de las etapas del proyecto en cuestión, de tal manera que no se desvíen materiales y se cumpla lo pactado, propiciando que los recursos económicos y técnicos tengan alto valor agregado.

Todas las etapas requieren un alto grado de estudio técnico-financiero, de esto depende que la ejecución del proyecto utilice los recursos necesarios y sea rentable, pero sobre todo cumpla con su función y sea un beneficio para la ciudadanía.