En los primeros años del hombre, el descubrimiento del fuego era tomado como un gran avance en la evolución de la forma en la que se conocía el estilo de vida, la exigencia cada vez mayor de necesidades empujó a crear soluciones con base a experimentos pero teniendo siempre en cuenta que fueran funcionales para los usuarios, esto demuestra que la innovación no define a la persona quien lo hace, más bien lo define el contexto en el que lo desarrolla.


En términos generales la innovación puede considerarse como el impulso que ha dirigido al mundo y que ha hecho posible términos y acciones que parecían imposibles en años anteriores, además de ser un ciclo que cada día se acorta más, la innovación ciertamente es una dirección hacia el futuro, por ejemplo, Elon Musk regularmente preguntaba ¿Cuáles son las tres cosas que tendrán un mayor impacto en el futuro de la humanidad?. Este ejemplo demuestra que para innovar no existen límites, la imaginación es uno de los factores que ayudan a detonar al máximo el proceso de innovación, aunque éste no sea solamente creatividad, ya que implica dentro de sus resultados impactos positivos para ser funcional y que además ofrezca un beneficio percibido por un número determinado de personas.


Otro de los beneficios que ofrece la innovación es el aumento de la competitividad y la generación de experiencias en los usuarios, al lograr esto, el mercado conoce nuevas formas de uso, es más fiel a los productos o servicios que se ofrece y genera percepciones mucho más placenteras superando las expectativas que se tenían. Por supuesto, esto trae consigo que cada empresa se exija más en sus propuestas, sin dejar de tener como prioridad la funcionalidad de esta innovación.


Para generar una buena innovación en productos o servicios se debe de generar tres preguntas básicas para la idea a trabajar, la primera pregunta es: ¿Cómo se puede sugerir algo a través de un verbo?, es decir, se va a ¿solucionar? ¿mejorar? ¿ayudar?, la segunda pregunta es: ¿Cómo debería de ser?, tomando en cuenta de qué manera seria más efectivo o cómo la gente lo percibiría mejor, finalmente, ¿Cuánto debería de costar?, si se considera el factor costo – beneficio, en la que todas las partes tengan un factor de ganancia.


El crear ideas innovadoras no siempre está ligado con temas con producto o servicio, también es muy importante innovar como personas, el redefinir y encontrar nuevas pasiones hará posible que la innovación sea mucho más continua y que los beneficios sean más cercanos a las necesidades que se tienen.